RSG / NOTICIAS

Carta de despedida de José Alberto

"Por todo ello quiero dar las gracias a todas y cada una de las personas que componen esta gran familia"

Volver

22/12/2019 10:53

CARTA DESPEDIDA JOSE ALBERTO

 

Cuando hace un año accedía al cargo de entrenador del Sporting cumplía uno de mis sueños como técnico. Desde que entré en este club he recibido muestras de cariño y cada día he tenido la oportunidad de aprender algo nuevo. Por todo ello quiero dar las gracias a todas y cada una de las personas que componen esta gran familia.

Como deportista que soy, acepto que los resultados definen una trayectoria y cuando estos no acompañan, los méritos, la dedicación y el conocimiento no son valores que permiten la continuidad. La victoria y el gol es el único juez que imparte justicia.  

Los entrenadores sabemos que tarde o temprano llegará el momento del adiós y por eso nuestro equipaje debe ser ligero en la llegada y abultado de experiencias en la despedida.

Quiero aprovechar esta carta para decir que ha merecido la pena vivir intensamente este tiempo y que lamento como profesional no haber podido cumplir el objetivo de llevar al Sporting a lo más alto. Ese era mi deseo y el de todos los que me han acompañado.

La vocación y el sentimiento de pertenencia que vivimos todos los que hemos trabajado en el Sporting hace que nos sintamos orgullosos de ser especiales. He tenido la suerte de conocer, desde que llegue a las categorías inferiores, el coraje de ser sportinguista.

En lo personal me siento un privilegiado por haber tenido una plantilla de grandes profesionales y excelentes personas, a los que me hubiera gustado hacer mejores futbolistas. Ellos son el patrimonio del club y los verdaderos protagonistas. Han intentado seguir nuestras indicaciones, esforzándose en cada entrenamiento y luchando en cada partido para ofrecernos lo mejor.

Quiero dar las gracias a las personas que confiaron en mí para dirigir al equipo en el campo, en especial al presidente y a su junta directiva, también al director deportivo y a cada uno de los trabajadores del club que me apoyaron desde el primer día. Ellos han hecho posible que esta vivencia sea inolvidable.

Mi agradecimiento de corazón a mis colaboradores, los que venían conmigo y los que aquí me encontré: fisioterapeutas, médicos, utilleros, preparadores físicos, técnicos y comunicación.

A la afición, que coreó mi nombre en El Molinón, darle las gracias y pedirles perdón por no haber satisfecho sus expectativas. Allá dónde esté y mi profesión de entrenador me permita trabajar llevaré siempre en el corazón estos colores.

Ha sido un privilegio ocupar este banquillo. Deseo con absoluta sinceridad que lleguen las victorias para poder disfrutar de la calma necesaria para alcanzar los objetivos.

Gracias a todos sin excepción.

José Alberto.

Se habla de: José Alberto, Real Sporting