RSG / NOTICIAS

La mala fortuna se ceba con el filial

Los goles de Rubén Martínez y Andy dan los 3 puntos al cuadro riojano

Volver

03/02/2019 12:04

Un mediodía soleado pero bastante frío recibió al Sporting B y UD Logroñés en las instalaciones de la Escuela de Fútbol de Mareo. Isma Piñera alineó de inicio a Christian Joel, Bogdan, Espeso, Zalaya, Pelayo Suárez, José Gragera, Chiki, Ramón Riego, Gorka Santamaría, Iván Elena y Pelayo Morilla.

El filial rojiblanco vistió con su indumentaria habitual mientras que el equipo riojano vistió de negro con una franja roja en el pecho.

Los primeros minutos tuvieron un ritmo lento en el que el UD Logroñés llegó a crear alguna ocasión de peligro pero el Sporting B no se quedaba atrás y un contragolpe llevado por Pelayo Morilla no encontró rematador a la altura del punto de penalti. Poco a poco, el filial quería hacerse con el control del balón y en el minuto 29 llegó el mazazo para los rojiblancos. Un balón que llegó desde la izquierda lo remató de manera ajustada al palo Rubén Martínez para hacer el primer tanto del encuentro. Los de Isma Piñera buscaban el empate y una serie de centros de Álex Zalaya y en uno de los rechaces, Ramón Riego chutó con potencia a portería pero un defensor lo desvió a córner.

La segunda parte comenzó sin cambios en ninguno de los dos equipos y el primero en buscar la portería fue el equipo riojano con una jugada que acabó con disparo de Ñono que detuvo el portero del filia, Christian Joel. Seguidamente, Pelayo Morilla desbordó por banda izquierda y su centro se envenenó pero no llego a coger portería. En el minuto 66 llegó la ocasión más clara para los rojiblancos. Una combinación entre Gorka y Ramón terminó con el vasco encarando al portero pero su disparo fue flojo. En el minuto 71, los riojanos contaron con otra gran ocasión tras una jugada a balón parado. César Caneda remató de cabeza el esférico que se fue por muy poco por encima del larguero. En el minuto 78, Sandoval tuvo cerca el empate tras una asistencia de Gorka pero el disparo del joven delantero se fue fuera por poco. Los riojanos aprovecharon bien los balones parados y de esta manera llegó el segundo tanto, obra de Andy, que remató desde el área para sentenciar el encuentro. El filial no se daba por vencido y, en el último minuto, Gorka Santamaría tuvo una gran oportunidad para recortar distancias pero Miguel evitó el tanto del cuadro rojiblanco.

De esta manera se llegó al final del encuentro con el marcador de 0-2 para los riojanos.