RSG / NOTICIAS

Mesa volverá a pisar El Molinón

Es el sexto jugador que veces ha vestido la camiseta rojiblanca

Volver

11/05/2018 11:08

Este sábado,con motivo del partido que enfrentará al Sporting y al Barcelona B, Mesa volverá a pisar El Molinón. Pasados los 30 años, regresará al campo que le vio triunfar como protagonista de una de las carreras más largas y fecundas del club gijonés y, por ende, del español. Con tal motivo, rescatamos este artículo que el club rojiblanco editó en su revista "Puxa Sporting" en 2005. El conjunto gijonés jugó entonces en Algeciras y el de San Roque se acercó al hotel donde se alojaba el equipo. Allí saludó a la expedición rojiblanca y de manera especial, a su delegado, Quini, y a su entrenador, Marcelino. Con los dos había compartido "caseta".

- La primera fotografía corresponde a la visita que Mesa realizó al hotel donde se hospedó el Sporting cuando jugó en Algeciras en 2005; la segunda, a un homenaje que recibió en San Roque, donde estuvieron presentes Vicente Miera así como sus ex compañeros Jiménez, Joaquín y Churruca

Artículo de "Puxa Sporting"

Era un Sporting que fue cuajándose de internacionales, entre los que se hizo sitio un chaval “cargado de hombros”, tal como le definió Casas, su descubridor en la Balompédica Linense, que llegaría a Gijón para firmar una de las carreras más longevas del fútbol español.      

Hablamos de Mesa, el “Quillo”, como le apodaban sus compañeros, miembro por derecho propio de ese selecto ramillete de históricos profesionales que siendo jugadores del Sporting vistieron la camiseta internacional. Centrocampista ofensivo de espectaculares pulmones, sus galopadas arrancaron incluso murmullos entremezclados con reconocimiento, admiración y sorpresa en el mismo Santiago Bernabeu, donde en una de esas largas carreras, avanzado el encuentro que enfrentaba a sportinguistas y madridistas, sacó varios metros de ventaja al alemán Stielike, hasta entonces considerado imbatible en estas lides por su afición.

 “Le crié yo”

 Desde su San Roque natal, al igual que días atrás había hecho Churruca en Cádiz,  Mesa se acercó en Algeciras hasta el hotel del Sporting. Allí se fundió también en un emocionado abrazo con Quini y con Marcelino. ‘Le crié yo’, explicó aludiendo al ahora técnico rojiblanco con su inconfundible acento de andaluz profundo, y es que Marcelino y Mesa llegaron a compartir habitación en las concentraciones rojiblancas. Por entonces, el andaluz poco menos que doblaba en edad al de Careñes, y no es exageración, porque si uno fue incipiente, el otro, como queda dicho, fue longevo. Lo fue hasta el punto de que aún le quedó cuerda para rato cuando finalizó su dilatada aventura sportinguista y volvió a cruzar Despeñaperros. Ya de nuevo en su tierra, durante años fue el futbolista más veterano del fútbol  español.

Marcelino habla siempre con un profundo respeto y cariño de Mesa: “No sólo era un gran jugador, sino también un extraordinario compañero al que siempre que buscabas lo encontrabas, en el campo y fuera de él”.

En San Roque, Mesa es algo más que una institución, al punto de que el campo de fútbol del equipo local, al que entrena él mismo, lleva su nombre: Estadio Manuel Mesa. También es el director del Patronato Deportivo Municipal.

En medio de esos abrazos emocionados y de tantos recuerdos, la historia del Sporting se detuvo durante unos instantes en tierras gaditanas.

Manuel Mesa Quirós nació el 26 de diciembre de 1952 en San Roque (Cádiz). Vistió las camisetas de la Balompédica Linense, Sporting, Xerez y nuevamente Balompédica Linense. Debutó con el Sporting el día 28 de diciembre de 1975, en El Helmántico, contra el Salamanca, y con la Selección Española el día 14 de noviembre de 1979, en Cádiz, frente Dinamarca. Disputaría un segundo encuentro, precisamente en El Molinón contra Checoslovaquia, en el que se lesionó.

Los números de Mesa como sportinguista: La verdadera dimensión de quién fue Mesa en el Sporting la dan los números que ha dejado para la hisotira: jugó en el equipo rojiblanco entre las temporadas 1975 y 1987. Lo hizo en 339 partidos de Liga, en los que marcó 36 goles; 80 de Copa, con 11 goles; 8 encuentros de la Copa de la UEFA y 12 de la Copa de la Liga. En total, 439 partidos y 50 goles. Es el sexto jugador que veces ha vestido la camiseta rojiblanca gijonesa.