RSG / NOTICIAS

Quini, con sello propio

Será presentado en las XXVI Jornadas Filatélicas, que se inauguran esta tarde

Volver

10/09/2018 13:47

Quini tiene ya su propio sello, que fue solicitado por el Real Sporting de Gijón tras su fallecimiento en el pasado mes de febrero. Así es como las XXVI Jornadas filatélicas que se inaugurarán a las seis y media de esta tarde se convertirán en un homenaje póstumo al mito rojiblanco.

Será en estas jornadas donde se presentará el sello con su imagen. Paralelamente, esta tarde se instalará (de 17 a 20 horas) una estafeta temporal de Correos con un matasellos especial con la representación de su inmortal volea fotografiada por José Ubaldo Puche.

Las jornadas, que se celebran en el Antiguo Instituto, también acogerán una charla sobre la figura de la leyenda sportinguista a partir de las siete de esta tarde.

Carta de petición remitida desde el Sporting:

Real Casa de la Moneda

Fábrica Nacional de Moneda y Timbre

Jorge Juan, 106

28009 Madrid

                                                                                     Gijón, febrero de 2018

 

Estimada institución:

Tras producirse el fallecimiento de D. Enrique de Castro González, “Quini”, quien fuera jugador de nuestra plantilla, además de ocupar otros cargos de responsabilidad en la estructura de nuestro club, desde el Real Sporting de Gijón, con el debido respeto, deseamos solicitar para su persona la emisión de un sello homenaje.

Lo hacemos desde la convicción de que su persona reúne los suficientes méritos humanos y deportivos para que le sea destinada una emisión. Internacional en 35 ocasiones con la Selección Española, así como previamente en las categorías inferiores como juvenil, aficionado, militar y Sub 23, fue máximo goleador de la Primera División de la Liga española en cinco ocasiones (tres con el Real Sporting de Gijón y dos con el Fútbol Club Barcelona), además de otras dos más en Segunda División con el Real Sporting de Gijón. Su ejemplar deportividad mereció siempre todo tipo de reconocimientos. Los tuvo como futbolista y también como delegado, cargo que en el Sporting le valió la máxima consideración por parte del estamento arbitral que le premió por dos veces, reconocimiento que se hizo al abrigo de la Liga de Fútbol Profesional. La Real Federación Española de Fútbol extendió este reconocimiento de delegado de campo en los partidos que disputó en Gijón la Selección.

Más allá de estos referentes de reconocimientos en el ámbito del deporte, que se harían extensísimos de enumerar, están los más puramente humanos y el espíritu conciliador que siempre defendió. El mismo que le han hecho ser querido por todas las aficiones, independientemente de la camiseta que haya vestido.

De su bondad habla el secuestro del que fue objeto por parte de unos delincuentes comunes y el perdón que les transmitió en el juicio al que fueron sometidos, cuando también renunció asimismo a la compensación económica a la que le daba derecho la Ley. Para el denso anecdotario de su vida queda que ese mismo día del jucio, tras ver a una señoras de modesta apariencia en el mismo, les peguntó qué hacían allí. “Somos las mujeres de sus secuestradores, señor Quini”, le respondieron. Se las llevó a desayunar con él.

Una generosa y desprendida forma de ser y de comportarse que seguramente estaba en sus genes. Los mismos que compartía con su hermano Jesús Castro, quien entregó su vida al intentar salvar de morir ahogado a un niño inglés en una playa de Cantabria. Sin duda, un duro golpe para Quini, del que se sobrepuso como por dos veces logró también superar sendas intervenciones oncológicas. En ambas logró vencer al cáncer. Lo hizo con un entusiasmo que conjugaba alegría y lucha, y así trató de trasladarlo siempre a cuantos enfermos visitó a lo largo de su vida. Nunca desatendió una petición, ya fuera enfermos en centros hospitalarios, asociaciones de todo tipo, centros escolares… siempre de forma callada, intentando que fuera alejado de los focos y de toda publicidad. Así era Quini.

Venció al cáncer, pero poco podía imaginarse nadie que luego fallecería víctima de un infarto. La prensa destacaba que fue “en la calle”, donde siempre se sintió más cerca de los demás, en una vida marcada por la humildad. Su fallecimiento ha tenido una extensa repercusión internacional. La espontaneidad con la que ha sido homenajeado es otra muestra evidente de su incomparable carisma.

Este es un mero y sucinto resumen de su vida, de una biografía que podría hacerse mucho extensa. Por ello, desde el Real Sporting de Gijon hemos pensado que para quien ya forma parte de nuestra leyenda, justo es que también lo forme de la historia de nuestra filatelia.

Nos ponemos a su disposición para cuanto pueda serles de utilidad con vistas a que pueda prosperar esta solicitud que trasladamos con todo nuestro cariño. Muchas gracias por su atención

                                                                                                                               Javier Fernández, presidente del Real Sporting de Gijón

Se habla de: Quini, sporting

RSG / Otras noticias relacionadas